Comida feliz para la mejora de tu salud física y mental

 

La  llamada “comida feliz” o dieta de la felicidad es la última tendencia gastronómica que  utiliza alimentos para mejorar la salud física y emocional  a través de la mejora del ánimo. Está compuesta por alimentos que promueven la producción de endorfinas y serotoninas, conocidas como las hormonas de la felicidad.

Estos alimentos llamados de la felicidad son considerados aquellos que están dentro de una dieta saludable, como son las frutas,  y que además pueden generar alegría y optimismo ya que promueven la producción de dichas hormonas.

Como alimentos saludables dentro de esta tendencia gastronómica están pavo, pollo, queso, huevos, tofu, pasta y arroz (preferiblemente integrales) y soja.

Alimentos ricos en magnesio como plátanos, nueces  (disminuyen la ansiedad),  legumbres y verduras  (como las espinacas su alto contenido también de ácido fólico ayuda a combatir la depresión y la irritación) son considerados antidepresivos naturales ya que favorecen el aumento de la serotonina.

Y para mantener estable el ánimo a largo plazo, según la bioquímica Valerie Engler, hay que incluir omega 3 presente en los pescados “azules” como el salmón.

Es importante que los niveles de serotonina se mantengan en equilibrio para el buen funcionamiento del organismo. Consumir en exceso alcohol o cafeína reduce los niveles de esta hormona en el cuerpo. Por el contrario, una taza de café al día estimula de manera positiva el sistema nervioso.

Se ha demostrado, según la nutricionista Rebeca Flores, que la escasez de serotonina,  neurotransmisor del sistema nervioso central,  lleva a problemas con los estados de ánimo e incrementa el apetito por los carbohidratos y problemas con el sueño.

Además de los beneficios antes nombrados , otras funciones destacadas de  la serotonina en el organismo son:

-Papel fundamental  en la digestión, ya que las mayores concentraciones de serotonina no están en el cerebro sino en el tracto gastrointestinal.

-Está implicada en la regulación de la temperatura corporal, que es una de las funciones de mantenimiento básico de la integridad de nuestro cuerpo.

-Sirve como estabilizador del estado emocional, inhibe la agresividad y las conductas violentas que de ella puedan derivarse.

-Regula nuestro ciclo del sueño. La subida y bajada de los niveles de serotonina a lo largo del día es lo que marca el ritmo circadiano, que es el horario que sigue nuestro cuerpo para saber cuándo toca dormir y cuándo no.

Alimentos felices para tu bienestar. ¿Quieres empezar a introducirlos en tu dieta?

Raquel@elpoderdequerer.com

Cinco hábitos clave para mejorar tu potencial

  

 

Aumenta tu motivación y rendimiento.

Lo más importante en tu vida para crecer como persona puede variar.

Una gran parte de la población respondería que lo más importante en su vida es mantener hábitos saludables, mantenerse estable en el aspecto económico, mejorar sus relaciones personales y todo tipo de respuestas que se relacionan con el crecimiento personal. Aun así la mayoría de las personas tienen hábitos  que son opuestos al progreso personal, como por ejemplo plantearse trabajar en un proyecto y terminar viendo la tele, postergando la actividad.

No viven su vida al máximo potencial y se conforman  con sus circunstancias. La buena noticia es que tenemos el control de nuestro destino:  sólo hay que ponerse en acción y en poco tiempo podemos observar un cambio radical. Aumentarás tu nivel de motivación y rendimiento.

Silencio: practicarlo es muy beneficioso para el cerebro, ayudando a reducir los niveles de estrés. Te aportará calma, paz mental y te hará conectar más fácilmente con las tareas de tu día a día.

Visualiza: Imagina con exactitud qué quieres obtener como meta o deseo, con todo lujo de detalle, viéndote alcanzando el objetivo, aquello que siempre has querido lograr.

Afirmaciones positivas, como herramienta fundamental para aumentar tu nivel de motivación. Ayudan a desarrollar la mentalidad positiva para conseguir tus objetivos, a generar nuevas creencias en ti y a llevar a cabo acciones que van creando cimientos hacia tus propósitos.

Escribe en un cuaderno tus metas, objetivos , logros conseguidos, planes, pensamientos, y aquello que quieras mejorar.

Ejercicio, para sentirte fuerte y que tu estado emocional mejore.  Ayuda a aclarar el pensamiento y mejora tu concentración.

Adquirir el hábito de dedicarle  a las cuatro primeras claves 10 minutos al día, y otros 20 minutos para el ejercicio te harán un nivel de motivación  y rendimiento más elevado. Cualquier momento del día es válido, aunque si lo haces a primera hora de la mañana afrontarás el día con otra actitud.

Al cabo del tiempo observarás cómo ha mejorado tu potencial.

¿Por dónde quieres empezar?

Raquel@elpoderdequerer.com

 

 

Ejercicio físico y metabolismo

Ejercicio físico y metabolismo.

El ejercicio físico es uno de los parámetros de estilo de vida en el que podemos trabajar de manera voluntaria para influir en el metabolismo.

 

A mayor masa muscular más elevado es el metabolismo basal y por tanto se necesitan más energía y nutrientes para regenerarla, más vasos sanguíneos que la irriguen, necesita más oxígeno, más glucosa… Por tanto, el hecho de tener una masa muscular mayor hace que nuestro gasto energético en reposo sea más elevado. Aunque esto sea así, el gasto solo aumenta ligeramente, por lo que la alimentación debe seguir cuidándose además de mantener el ejercicio físico.

 

Además la actividad física incrementa la sensibilidad a la insulina y hace que mejore nuestra respuesta a esta hormona, lo que previene complicaciones como diabetes tipo 2. Mejora también la resistencia a la leptina, así como su producción. Un buen funcionamiento de ambas hormonas es un requisito indispensable para el equilibrio metabólico y para el correcto funcionamiento de las señales reguladoras del apetito, la saciedad y la composición corporal.

 

Es importante realizar tanto ejercicio de resistencia como de fuerza, ya que cada uno de ellos influye en vías diferentes y juntos consiguen mejor equilibrio en todos los sentidos. Si hasta ahora llevabas una vida sedentaria puedes empezar a seguir una rutina adecuada a tu estado físico e ir mejorando poco a poco.

 

Los efectos positivos del ejercicio físico se dan también a nivel mental  (control del estrés y la ansiedad), estimulando la secreción de endorfinas, que  además de generarnos una sensación de bienestar, nos ayuda de manera indirecta a mejorar nuestra relación con la comida. Conseguimos de esta forma un mejor control de nuestro estado mental disponiendo así de más recursos para comer de manera consciente.

¿Todavía no llevas una rutina de ejercicio físico porque necesitas ayuda para empezar?

Raquel@elpoderdequerer.com